La excusa de siempre: seré feliz cuando estaré delgada/o

Seré feliz cuando estaré delgada/o…

¿En serio lo vas a ser?  ¿Y porque no lo eres ahora?

Imaginémonos la situación:

Te sobran algunos kilos y en tu opinión te ves gordo/a. De alguna forma te ”agarras con fuerza” a una mentalidad depresiva y triste y piensas que no puedes hacer las cosas que te gustan porque todavía no has adelgazado.

Has cambiado del modo felicidad/bienestar al modo espera/tristeza.

Veo mucho está situación, en todas las personas que tienen el objetivo de perder peso. Es una realidad señores y no se trata de proteínas, grasas, o carbohidratos ni tampoco de entrenamiento de alta intensidad.

Se trata de superar un problema interior que cada uno de nosotros está experimentando.

[ Si conoces a alguien en esta situación hazle un favor y Comparte este artículo. ]

Es verdad que la Felicidad es una cuestión relativa y cada uno de nosotros lo ve de otra forma, pero sí que tenemos puntos en común hacía el mismo término.

Un punto muy común en todos nosotros es el aspecto corporal. Todos queremos “encajar” en los cañones que marca la sociedad. Bueno o por lo menos la gran mayoría.

Me encanta que tengas el objetivo de perder peso y seguro lo vas a conseguir pero necesitas saber si lo estás haciendo bien.

Necesitas estar feliz en tu camino hacía el cuerpo que deseas, y no puedes permitir entrar en Modo espera/tristeza.

He preparado una lista, con puntos importantes a tener en cuenta:

  1. Buscas la felicidad, pero ya la tienes

Deja de “correr” tanto para conseguir ese cuerpo que en tu opinión te dará más felicidad que nunca. Tú tienes las semillas de la felicidad.

Un ritual que yo mismo tengo cada mañana (cuando tomo mi café), es agradecer las cosas buenas que me pasan, o las que me hayan pasado y las cosas que hago. Si eres como yo, si tú también te exiges mucho, te ayudará bastante “parrarte” un momento cada mañana y agradecer las buenas cosas.

Está bien que quieras perder 10 kilos de grasa corporal, pero tú no puedes controlar directamente ese gran objetivo. Sólo puedes hacer pequeñas cosas cada día que te acercarán ahí donde sueñas estar.

Lo más bonito es el viaje y no necesariamente el destino.

  1. Necesitas adoptar un tipo específico de mentalidad

Si has entrado en ese modo de Espera/Tristeza, quizás piensas que nunca haces nada bien y que encima no puedes ser feliz si no has adelgazado lo que quieres. He visto esto en muchos clientes y Sí, por culpa de “este detalle” de la mentalidad puede fracasar tu objetivo.

He escrito un artículo sobre la mentalidad fija y la mentalidad de crecimiento y lo puede leer aquí.

Un pequeño adelanto:

[……Las personas que tienen una mentalidad fija creen que sus capacidades son estáticas…]

[….por el otro lado, los que tienen una mentalidad de crecimiento creen que sus habilidades son como los músculos, que con la práctica se pueden desarrollar….]

Te ayudará muchísimo adoptar una Mentalidad de Crecimiento para que puedas estar feliz mientras luchas por tu objetivo de remodelación corporal.

  1. Te comparas continuamente con los demás

Uii este es un tema muy fino y nadie quiere aceptarlo, ni yo a veces (lo reconozco). Nos comparamos continuamente con los demás en cuanto al aspecto corporal y parece que entramos en una competición social invisible.

Esto es una barrera psicológica y puede frenar tu pérdida de peso.

He visto personas que sólo miran los resultados de otras personas. Y aunque parezcan impresionantes, no puedes copiar “el método” que siguen otros para conseguirlo en cuestión de días o unas pocas semanas. Créeme los demás no lo han conseguido de la noche a la mañana, ni tampoco ha sido un regalo por parte de los Reyes Magos.

Por otro lado, tampoco te recomiendo que te “encierres” en lo que te dicen las personas que tú las ves como “ideales” (me refiero a imagen corporal).

Puede incluso que intentes copiar sus métodos porque ellos siempre han hecho las cosas de una forma determinada y  piensas que sólo así se pueden conseguir. No tengas miedo de hacer algo nuevo o de otra forma, pensando que  los demás te van a  tirar “agua fría” (criticar).

[Este artículo te ayudará a entender “el por qué” hacemos determinadas cosas.]

Céntrate sólo en tu camino, en ti, y no olvides que eres único/a y necesitas tu plan único también.

  1. Deberías revisar tus hábitos de alimentación

Aunque en este artículo no tratamos de qué tipo de proteínas deberías ingerir para que adelgaces ni de ningún otro consejo alimenticio específico, tú necesitas pequeños empujones de motivación para quedarte en el Modo bienestar/felicidad.

Necesitas ver pequeños cambios en tu día a día y tus hábitos pueden “borrar” esos pequeños avances.

Esta gráfica te hará pensar por qué comemos y te hará ver que quizás hay algunos hábitos que te frenan.

Porque-comemos-motivos-www.danpetre-1

 

Gracias por leer mi artículo y espero que te haya sido útil. Si es así por favor hazme el favor de recomendar el artículo en tu red Social favorita.

¡Sólo hoy puedes descargar GRATIS los primeros 5 capítulos!

Estrategias reales para adelgazar y no hacer jamás una dieta.